Martes, Febrero 28

Tiendas de conveniencia: Un segmento a tener en cuenta para distribuidores y fabricantes de hostelería y retail

A pesar de su reciente implantación, el número de tiendas de conveniencia ha aumentado a lo largo de los últimos años en España, tanto aquellas vinculadas a estaciones de servicio como las localizadas dentro de la propia ciudad.

El crecimiento de este formato está apoyado en una serie de cambios sociales, comerciales y culturales que han generado nuevos hábitos de vida, de trabajo y por supuesto, de consumo, aunque el mayor uso del vehículo privado como herramienta de trabajo y de ocio es un factor clave en su eclosión.

De no ser por esta nueva base social y cultural, un formato como el de las tiendas de conveniencia no habría gozado de éxito y no habría podido sobrevivir a políticas de precio y surtido más agresivas como las que realizan el resto de formatos comerciales de distribución y restauración. Máxime si el despegue y afianzamiento del comercio de conveniencia se ha desarrollado en una época en la que los comercios tradicionales e independientes no dejan de contabilizar nuevas bajas y los establecimientos de proximidad tienen serias dificultades de supervivencia.

Así, es posible afirmar que los establecimientos de conveniencia, al contrario que otros formatos comerciales dedicados a la alimentación y restauración más afianzados, han sido capaces de consolidarse sin cumplir muchos de los requisitos que los consumidores buscan, como precios bajos, surtido de productos amplio tanto de primeras marcas como de distribuidor, cercanía al hogar y servicios adicionales a los clientes.

La relación existente entre un nuevo estilo de vida más consumidor y la menor disponibilidad que presenta la sociedad para adaptarse a los servicios comerciales tradicionales ha permitido la aparición de formatos como la tienda de conveniencia en áreas de servicio, que rompen con las pautas generales de localización comercial.

Las tiendas de conveniencia en estaciones de servicio se han convertido con el paso del tiempo en un formato muy bien aceptado y frecuentado por los consumidores españoles. A pesar de su localización periférica estos establecimientos comerciales han aprovechado las actuales dinámicas sociales que implican una mayor movilidad de la sociedad, el uso extensivo de las vías de comunicación en los desplazamientos habituales y por tanto, la conveniencia de estos espacios para realizar actividades relacionadas con el aprovisionamiento y consumo habituales.

 

Tamaño del Segmento

El valor de las ventas de las tiendas de conveniencia se situó en unos 1.500 millones de euros en 2012, un 8,5% menos que en el año anterior. El negocio generado por las tiendas de las estaciones de servicio experimentó una caída del 3%, situándose en torno a los 1.200 millones de euros y representando cerca del 80% del total, según un estudio de DBK.

El número total de tiendas de conveniencia en España se situó en 8.020 al cierre de 2012, lo que supuso un 0,7% menos que en 2011.

En el segmento de tiendas de conveniencia vinculadas a estaciones de servicio se encontraban operativos en 2012 unos 7.830 establecimientos, cifra que se redujo ligeramente respecto al ejercicio anterior, y que refleja una cobertura de tiendas sobre el número total de estaciones de servicio del 80%..

Las cinco primeras empresas reunieron en 2012 el 78% del mercado, participación que se situó en el 93% al considerar a los diez primeros operadores, reflejando el alto grado de concentración de la oferta existente en el sector.

 

Características

Como término medio, en una tienda se pueden encontrar entre 900 y 1200 referencias diferentes  para establecimientos de 80-100m2 El número de referencias variará dependiendo de su tamaño. Productos de muy diferentes categorías, alimentación, bebidas, bazar, repuestos de automóvil, químicos….. Con distinto nivel de conservación, consumo inmediato, fresco de media duración, refrigerado y congelado. Y con una importante cantidad de fabricantes y proveedores diferentes

El surtido de artículos depende de diversos factores, el tamaño de la tienda, la ubicación y el entorno geográfico. Y en especial si es una estación de servicio o no.

 

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *