Martes, Febrero 28

Cómo gestionar mejor un restaurante y atraer clientes.

El sector de restauración ha perdido más del 25% de sus ingresos y cerca de 100.000 empleos desde que comenzó la crisis. Una guía quiere ayudar a bares y restaurantes a tomar medidas para controlar gastos y fórmulas que hagan más rentables estos negocios. Como ejemplo: el desvío de 20 céntimos en los costes equivale a un gasto anual de 3.600 euros.

La guía 5 claves para mejorar el día a día de los hosteleros ha sido elaborada por Unilever Food Solutions, la división del grupo Unilever en el negocio del foodservice, en colaboración con la Federación Española de Hostelería (Fehr). Su difusión será gratuita. Según sus responsables, un restaurante puede ahorrar más de 7.000 euros al año realizando pequeños cambios en su gestión. De ahí que el documento se centre en el control de costes del establecimiento y medidas para ahorrar luz, aportando claves que pueden incrementar las ventas, como analizar el tráfico de comensales que pasa diariamente por él, especializarse en platos por lo que ser reconocido y crear estrategias para darlos a conocer. El manual, entre otros, aconseja, por ejemplo, analizar el número de clientes (tráfico) y el gasto medio por comensal (ticket) día a día, lo que puede ayudar a idear estrategias para solventar las jornadas con menores ingresos. Una posibilidad en este último caso es realizar acciones promocionales para atraer comensales. Entre las ideas, analizar los platos más vendidos de cualquier restaurante e intentar destacar en, al menos, tres de ellos sobre los que el local construirá su reputación y hará que le conozca la clientela, asegurando así las visitas. Asimismo, aconseja prestar atención a las desviaciones de costes en las materias primas, a través de la puesta en marcha de sencillas herramientas de control. Una desviación en los costes de producto equivale a una pérdida de beneficios. Así, si en lugar de gastar 3,3 euros en materia prima se gasta 3,5 euros, con 50 servicios diarios la cifra se eleva a 300 euros que el restaurante deja de ganar al mes, lo que se traduce en 3.600 euros anuales. El control de los desperdicios generados también es importante. El 60% de las mermas se generan en el momento de la previsión de compras. Una buena planificación, añade, permite ahorrar hasta 1.500 euros al año, reduciendo el desperdicio alimentario. El control de los gastos se extiende igualmente a las facturas de luz, agua y gas. Éstas, según la guía, se han duplicado en pocos años y suponen el 8% del total de las ventas, por lo que realizar pequeños cambios, como utilizar equipamientos y luces de bajo consumo, no sólo convierte al establecimiento en más ecológico, también puede ayudar a ahorrar unos 2.000 euros al año. No menos importante: prestar atención a las nuevas tendencias, a las necesidades de dietas especiales y al uso de las nuevas tecnologías como una herramienta de márketing, considerados otros de los puntos clave para mejorar la gestión en el restaurante. Contar con una estrategia online ayuda a hacerse visibles y a mantener la relación con los clientes.

Vía: www.expansion.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *